La sostenibilidad no es solo verde

junio 13, 2022

Años atrás el mundo de la cosmética no parecía estar tan relacionado con la sostenibilidad, es decir, no era consciente del daño que provocaba testar todos sus productos en animales, y fue así que surgió la necesidad de lanzar una legislación para prohibir dichas acciones. Afortunadamente, hoy ya no es un lineamiento a seguir, sino más bien la base de la filosofía de todas las marcas de cosmética.

Transformación del hábito de consumo

La sociedad es cada vez más consciente de la importancia de proteger el medioambiente. Reflejo de ello son los resultados del estudio realizado por la ONU, en el que se indica que un 73,5% de los españoles reconoce estar adaptando las decisiones de consumo propio por razones de ética, sostenibilidad y medioambiente.

Valores compartidos

Y es que el compromiso depende tanto de las marcas como de los consumidores. Las primeras, deben informar en sus diferentes canales de qué manera el proceso de producción, venta y postventa, son responsables. Darle a los clientes la información verídica y transparente de sus etapas. Las grandes marcas son aquellas que son coherentes con lo que dicen que son y lo que realmente son.

Los segundos, por su parte, deben considerar en su toma de decisión de compra a aquellas empresas que realmente cumplen con los requisitos establecidos, y/o más allá de ellos. Se trata de que los clientes y el sector empresarial compartan valores.

La sostenibilidad entonces va más allá de cuidar el entorno que nos rodea, es asegurarnos que a través de nuestras acciones, los seres vivos no están siendo afectados, sino al contrario, intentar mejorar las condiciones sociales actuales.

Afortunadamente, la conciencia es cada vez más amplia. Sin embargo, no hay que olvidar que es tarea de todos mantenerlo presente y, ante todo, compartir el mensaje.

¿Estás de acuerdo con el artículo? ¡Comparte!